Simplemente

Este adios, no maquilla un hasta luego. Este nunca, no esconde un ojalá. Estas cenizas, no juegan con fuego, este ciego, no mira para atrás. Este notario, firma lo que escribo, esta letra no la protestaré. Ahorrate el acuse de recibo estas vísperas son las de después. A este ruido tan huérfano de padre no voy a permitirle que taladre un corazón podrido de latir. Este pez, ya no muere por tu boca, este loco, se va con otra loca, estos ojos, no lloran mas POR TÍ.

lunes, 21 de junio de 2010

basta de juegos

No quiero ninguna de tus putas excusas, guardatelas en el bolsillo y llevatelas bien lejos mio. Quiero que me mires a los ojos y me digas por qué, otra vez, por qué. Cuando creo poder entenderte, te me escurres entre los dedos y te apareces con alguna actitud sorprendente que generalmente, me angustia, me hace enloquecer en mi patética búsqueda de respuestas que nunca existieron ni existirán. Te pido que dejes estos jueguitos, ya no quiero jugarlos, te pido que no juegues con mi cabeza. Relamente, esperaba un porquito más, siempre espero más de vos y me dejás con los brazos abiertos, habiendo amagado una victoria que en verdad nunca llega a ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario